Consejos útiles

Cómo reconocer la espondilosis

Pin
Send
Share
Send
Send


La espondilosis es un término médico general que a veces usan los profesionales médicos para referirse a los diversos procesos degenerativos en la columna vertebral que acompañan al proceso natural de envejecimiento. En la literatura inglesa, los médicos usan este término también para describir la espondiloartrosis. Esta afección relacionada con la edad se caracteriza por la degeneración del cartílago articular en las articulaciones arqueadas. Estas articulaciones, ubicadas entre las vértebras, permiten que nuestra columna realice muchos movimientos diferentes, incluyendo flexión, giro e inclinación. El cartílago articular, que es un tejido elástico liso que cubre las secciones finales de los huesos de la articulación, reduce la fricción y permite que los huesos se deslicen suavemente unos sobre otros. Si el cartílago está dañado, puede ocurrir una lesión articular dolorosa.

Causas de espondilosis y factores de riesgo

En la mayoría de los casos, la espondilosis es el resultado de procesos degenerativos relacionados con la edad que ocurren en la columna vertebral. Sin embargo, hay muchos factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de espondilosis.

Los factores de riesgo incluyen obesidad, una predisposición genética, antecedentes de lesiones traumáticas y participación en deportes como béisbol, baloncesto, fútbol, ​​balonmano, hockey, karate, correr, esquí acuático. Estos deportes se caracterizan por un traumatismo repentino o permanente en las articulaciones de las piernas, rodillas y muslos.

La espondilosis ocurre cuando los tejidos blandos de la columna vertebral (discos intervertebrales, tendones, músculos, ligamentos y cartílagos que cubren las articulaciones arqueadas) pasan naturalmente a través de una serie de cambios degenerativos. Por ejemplo, los discos intervertebrales, que normalmente están saturados de agua, comienzan a perder agua y ya no pueden proteger eficazmente las vértebras de la fricción. El cartílago en las articulaciones arqueadas se desgasta gradualmente, lo que conduce a la fricción de los huesos entre sí. Esta fricción puede provocar inflamación y provocar una respuesta protectora natural, incluida la producción de crecimientos óseos patológicos (espolones óseos u osteofitos) en el área afectada. Además, los músculos que sostienen la columna pueden debilitarse, y los ligamentos y tendones se engrosan, se estiran y pierden elasticidad.

Algunas personas tienen más cambios degenerativos en la columna vertebral asociados con la espondilosis, otras menos, pero en la mayoría de las personas a la edad de 40 años puede encontrar al menos un signo de desgaste que se puede ver con una radiografía, resonancia magnética o tomografía computarizada. Estos hallazgos pueden incluir protrusión o hernia del disco intervertebral, la formación de crecimientos óseos o depósitos de calcio en áreas afectadas por la degeneración.

Clasificación de la espondilosis

La columna vertebral consta de 33 vértebras, 24 de las cuales no están conectadas entre sí y juntas forman las partes cervical (superior), torácica (mediana) y lumbar (inferior), mientras que 9 vértebras fusionadas forman el sacro y el coxis. La espondilosis, que se puede diagnosticar en las regiones cervical, torácica y lumbar, a menudo se clasifica por su ubicación.

La espondilosis cervical afecta las siete vértebras cervicales (C1-C7) que forman este departamento. Los cambios degenerativos a menudo ocurren en este departamento, ya que la columna vertebral aquí es muy móvil y soporta el peso de la cabeza.

La espondilosis torácica afecta a 12 vértebras torácicas (T1-T12). Los cambios degenerativos en la región torácica son relativamente raros, ya que la columna vertebral en esta área está unida al cofre, lo que proporciona su soporte.

La espondilosis lumbar afecta a cinco vértebras lumbares (L1-L5). Los cambios degenerativos se encuentran con mayor frecuencia precisamente en la región lumbar, ya que la columna vertebral en esta área soporta la mayor parte del peso corporal y proporciona una amplia gama de movimientos.

Espondilosis multinivel. La espondilosis multinivel afecta los componentes de la columna vertebral en dos o tres departamentos.

Síntomas comunes de espondilosis

Con la espondilosis, lejos de estar siempre presente cualquier síntoma. De hecho, esta condición generalmente pasa desapercibida si las articulaciones arqueadas no se vuelven dolorosamente duras o si la médula espinal y las raíces nerviosas emergentes no están inflamadas o comprimidas por un crecimiento óseo o material discal desplazado.

Causados ​​por la compresión (compresión) de la raíz nerviosa, los síntomas de la espondilosis varían según la intensidad de la compresión y su localización. Por ejemplo, un nervio comprimido en la columna cervical puede causar síntomas en la parte superior de la espalda, hombros, brazos, manos y dedos. Por otro lado, si el nervio ciático se comprime en la columna lumbar, los síntomas se pueden sentir en la parte baja de la espalda, las nalgas, las piernas, los pies y los dedos de los pies. Independientemente de la ubicación, algunos de los síntomas más comunes de la espondilosis incluyen:

  • dolor localizado en el área afectada de la columna cervical o lumbar,
  • entumecimiento o pérdida de la sensibilidad,
  • debilidad muscular
  • dolor errante, entumecimiento y hormigueo.

En el caso de que ocurra osteoartritis vertebral, los síntomas de la espondilosis generalmente se asocian con movimientos del cuello y la espalda baja y se manifiestan como:

  • rigidez de las articulaciones arqueadas y los músculos,
  • dolor localizado en la columna cervical o lumbar,
  • rango de movimiento reducido en la columna vertebral.

Estos síntomas a menudo son más pronunciados en la mañana o después de que una persona se despierta, pero se caracterizan por cierta mejoría cuando el paciente se levanta de la cama y comienza a moverse. También puede ser difícil para algunos pacientes pararse erguidos y desarrollar inclinación.

Diagnóstico de espondilosis

El diagnóstico de espondilosis comienza con una conversación y un examen en el consultorio de un neurólogo. Según los resultados del diagnóstico inicial, el médico puede prescribir una prueba de diagnóstico.

Una radiografía puede detectar una disminución en la altura de los discos intervertebrales y la presencia de osteofitos, pero no es tan informativa como la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM). La CT puede ayudar a detectar cambios óseos, a veces asociados con espondilosis. La resonancia magnética es un estudio de diagnóstico sensible que puede detectar anomalías de los discos, ligamentos y nervios.

Tratamiento de espondilosis

La mayoría de los pacientes pueden experimentar un alivio significativo cuando usan uno o más regímenes de tratamiento conservadores (no quirúrgicos). El tratamiento conservador no debe dirigirse a la causa de la aparición de los síntomas, y no solo a reducir las molestias. Los medicamentos de venta libre y recetados a menudo se usan para reducir las molestias.

Algunos medicamentos que a menudo recetan los médicos para reducir los síntomas de la espondilosis incluyen:

  • analgésicos de venta libre, como el acetaminofén, que ayudan a reducir el dolor (pero no afectan el proceso inflamatorio),
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno y el naproxeno, que alivian la inflamación que causa dolor,
  • analgésicos recetados que ayudan a sobrellevar el dolor intenso que los analgésicos de venta libre no pueden manejar,
  • inyecciones epidurales de esteroides que pueden reducir la inflamación severa alrededor de una raíz nerviosa pellizcada, causando entumecimiento temporal en el área afectada.

Sin embargo, debido a que la espondilosis rara vez se produce de forma aislada y a menudo se combina con protuberancias y hernias de los discos intervertebrales, la espondiloartrosis es un medicamento que rara vez es efectivo y, debido al uso prolongado, a menudo causa un daño irreparable a la salud del paciente.

Dado que los pacientes con síntomas de espondilosis generalmente sienten molestias y tienen más probabilidades de preferir la relajación, la participación en la actividad física y la realización de ejercicios especiales pueden parecer algo paradójicos. Sin embargo, un fisioterapeuta puede recomendar un complejo especial de ejercicios de fisioterapia (LFK) para un paciente con espondilosis, que puede ser muy útil para restaurar la fuerza y ​​la flexibilidad de la columna, así como los músculos que la sostienen. Esto, a su vez, puede ayudar a expandir el rango de movimiento y restaurar la salud de la columna. Algunos pacientes también encuentran alivio al aplicar ejercicios de yoga y acupuntura. Por supuesto, uno o dos días de descanso pueden permitirse, si el dolor interfiere con la realización de acciones de rutina, pero el paciente siempre debe tener en cuenta que una disminución prolongada de la actividad puede causar un daño significativo, lo que lleva a una disminución del flujo sanguíneo, rigidez en las articulaciones y coágulos sanguíneos.

Además, en el tratamiento de la espondilosis, se necesita un enfoque integrado.

La combinación más efectiva de descarga de tracción espinal con masaje y la realización de ejercicios especiales.

Para la prevención de la espondilosis, es necesaria la actividad física diaria. Si tiene más de 50 años, entonces para no sufrir dolor después de 70 años, debe hacer un conjunto especial de ejercicios diariamente o hacer yoga. La combinación perfecta de gimnasia y natación.

En nuestra opinión, es la espondilosis la que no permite lograr el efecto terapéutico necesario en pacientes después de 75 años. Los picos óseos grandes en forma de picos y grapas cuando se desplazan causan una exacerbación aguda del síndrome de dolor, que interfiere con el tratamiento del paciente.

Por lo tanto, es necesario pensar en el tratamiento de la columna vertebral hasta los 70 años de edad, ya que con el tratamiento de espondilosis severa se vuelve imposible para el 50% de los pacientes.

Cirugía para espondilosis

Si los síntomas de la espondilosis conducen a una disminución significativa de la calidad de vida o persisten después de semanas o meses de tratamiento conservador, se puede recomendar al paciente una intervención quirúrgica. Sin embargo, los pacientes que están considerando la cirugía deben ser conscientes de que la cirugía espinal abierta extremadamente agresiva no es la única forma de reducir los síntomas.

El artículo fue agregado a Yandex Webmaster 2016-02-02, 14:43.

Al copiar materiales de nuestro sitio y colocarlos en otros sitios, requerimos que cada material vaya acompañado de un hipervínculo activo a nuestro sitio:

  • 1) El hipervínculo puede conducir al dominio www.spinabezboli.ru o a la página desde la que copió nuestros materiales (a su discreción),
  • 2) En cada página de su sitio donde se publican nuestros materiales, debe haber un hipervínculo activo a nuestro sitio www.spinabezboli.ru,
  • 3) No se debe prohibir que los hipervínculos sean indexados por los motores de búsqueda (utilizando "noindex", "nofollow" o cualquier otro medio),
  • 4) Si ha copiado más de 5 materiales (es decir, en su sitio más de 5 páginas con nuestros materiales, debe poner hipervínculos a todos los artículos del autor). Además, también debe poner un enlace a nuestro sitio web www.spinabezboli.ru, en la página principal de su sitio web.

Valoración del artículo

Votos totales: 11

  • Tratamiento espinal, teléfono en Moscú: +7 (495) 777-90-03 (multicanal), +7 (495) 225-38-03
  • metro Nagatinskaya, 1 calle Nagatinskaya, edificio 21: +7 (495) 764-35-12, +7 (499) 611-62-90,
    Estación de metro Akademika Yangelya, calle Akademika Yangelya, 3: +7 (495) 766-51-76.

En casos de copiar materiales y publicarlos en otros sitios, la administración del sitio actuará de conformidad con la legislación de la Federación de Rusia sobre derechos de autor.

Cómo reconocer la espondilosis

Funciona según el principio de una wiki, lo que significa que muchos de nuestros artículos están escritos por varios autores. Al crear este artículo, los autores voluntarios trabajaron en su edición y mejora.

El número de fuentes utilizadas en este artículo es 18. Encontrará una lista de ellas en la parte inferior de la página.

La espondilosis, también llamada espondilosis cervical, es la artritis del cuello. La espondilosis generalmente aparece con la edad, debido al desgaste de los huesos y los discos esponjosos en el cuello. Se caracteriza por el debilitamiento de los bordes de los huesos del cuello y el crecimiento de espuelas óseas degenerativas. Con el tiempo, la enfermedad conduce a adelgazamiento y protrusión de los discos, causando dolor y rigidez en el cuello. Si sospecha que puede tener espondilosis, asegúrese de identificar signos y síntomas y busque un diagnóstico profesional.

Espondilosis: ¡no es una oración!

La espondilosis es una enfermedad distrófica degenerativa de la columna vertebral, caracterizada por la destrucción del tejido fibroso hasta la fusión y la inmovilidad completa de las vértebras, así como la formación de procesos óseos en ellas que parecen espigas o ganchos: osteofitos o espondilofitos. Los osteofitos surgen como resultado de un cambio distrófico en el cartílago que ha dejado de cumplir sus funciones y la fricción forzada de las articulaciones. Para evitar una mayor lesión de la articulación o la vértebra, se produce el endurecimiento de los tejidos perineales (periostio, ligamentos, etc.): así es como se forman los osteofitos. Aumentan el área de la vértebra, haciéndola más estable. A diferencia de los depósitos de sal, estos crecimientos tienen una estructura ósea y no son calcáreos ni salinos. Los osteofitos, aunque son neoplasias benignas, contribuyen al estrechamiento patológico del canal intervertebral, daño a los tendones cercanos, procesos nerviosos y vasos sanguíneos.

Me gusta osteocondrosis, espondilosis - Un compañero frecuente de la edad adulta (después de los 40, y especialmente alrededor de 65-70 años). Además, entre los hombres, esta enfermedad es más común, en los pacientes masculinos ocurre aproximadamente tres veces más que en las mujeres. Sin embargo, los estudios muestran que con un enfoque razonable de la vida, y de la actividad física diaria en particular, se puede evitar por completo la aparición de osteofitos, es decir, la espondilosis no es un signo obligatorio de envejecimiento.

En la gran mayoría de los casos, la columna cervical sufre de osteofitos. En un paciente, síntomas como:

  • incomodidad en la región cervical,
  • dolor en el cuello, parecido a las sensaciones con una hernia intervertebral. Por naturaleza, es aburrido, irradiando a la parte posterior de la cabeza o el hombro. En reposo, puede que no se detenga, a menudo causando insomnio,
  • entumecimiento de las manos
  • consejos de hormigueo
  • "Moscas" y manchas de arcoíris que a menudo aparecen ante tus ojos,
  • dificultades con los movimientos del cuello, que conducen con el tiempo a la incapacidad de girar la cabeza más allá de cierta posición,
  • oleadas de presión
  • posiblemente tinnitus, mareos.
Espondilosis torácica - un fenómeno más raro, ya que esta parte de la columna es la menos dinámica. Por lo general, una persona se entera de una enfermedad localizada en esta área cuando su movilidad es notablemente limitada, y hasta entonces los síntomas son sutiles:
  • El dolor puede ocurrir al caminar o durante movimientos bruscos,
  • hormigueo detrás del esternón,
  • La debilidad de la mano es posible.
Para la espondilosis lumbosacra característica:
  • dificultades con inclinaciones, giros, otros movimientos similares, así como durante la posición prolongada,
  • dolor de espalda baja sordo (ciática), que se irradia a las piernas y / o las nalgas, es posible el "lumbago". Con la espondilosis, los síntomas se intensifican durante el esfuerzo físico y su intensidad se debilita si el paciente adopta una pose con un "gancho" o un "puño",
  • parestesia en el muslo
  • cojera recurrente
  • las piernas a menudo se vuelven "algodonosas" o, por el contrario, "hierro fundido",
  • postura alterada Los músculos de la espalda excesivamente tensos y la fusión de las vértebras provocan escoliosis, cifosis y lordosis.
La espondilosis común también es conocida por la medicina. Cubre dos o más secciones de la columna vertebral, sus signos son los más diversos.

¿Qué causa la espondilosis deformante de la columna vertebral?

La formación de espondilofitas y la inmovilidad creciente de secciones individuales de la columna son el resultado de alteraciones metabólicas en los tejidos fibrosos del disco intervertebral causadas por un exceso de frío en el cuerpo. La opresión de la constitución "caliente" de la bilis, el predominio de la energía Yin conduce a la destrucción del anillo fibroso y al crecimiento de "espigas" óseas. Estos procesos patológicos afectan la elasticidad de la columna, nivelando sus propiedades de amortiguación.

Los factores que provocan el desarrollo de enfermedades "frías" son:

  • hipotermia sistemática
  • exposición prolongada a la humedad y / o frío,
  • enfoque irracional a los procedimientos de temple,
  • pereza física o mental o, por el contrario, sobreesfuerzo y agotamiento físico o mental,
  • estilo de vida sedentario
  • obesidad
  • nutrición monótona o inadecuada (alimentos fríos frescos, abundancia de vegetales crudos, así como frutas y productos lácteos en la dieta, el uso de grandes cantidades de azúcar, jugos y refrescos, especialmente cerveza, bocadillos para llevar, etc.),
  • emociones negativas (desánimo, miedos, ansiedad durante el estrés, etc.).

Clasificación por localización

Existe una clasificación de la enfermedad, dependiendo de la ubicación de los focos de los procesos patológicos. Según ella, se distinguen los siguientes tipos de espondilosis:

El tipo más común de espondilosis es el cervical, ya que es en esta sección de la columna donde se crea la carga más intensa.

Los cambios en la columna vertebral son un proceso irreversible, por lo que cuanto antes se detecten, más rápido se detendrá la progresión de la patología.

Espondilosis de la columna vertebral. Tratamiento en clínicas de medicina tibetana

Врачи-аллопаты при данном диагнозе назначают терапию, состоящую из:

  • medicamentos antiinflamatorios y / o analgésicos, así como relajantes musculares y condroprotectores,
  • inyecciones de esteroides
  • fisioterapia con láser
  • ejercicios de fisioterapia
  • En casos avanzados, con dolor persistente de alta intensidad, la extracción quirúrgica de los procesos óseos se utiliza para liberar las raíces nerviosas.
En cuanto a la medicina tibetana, es importante saber que las manipulaciones quirúrgicas y las medicinas con una composición química, incluidos los esteroides y las drogas hormonales, no se usan categóricamente. Esto elimina los efectos secundarios que abundan en los métodos anteriores, y el proceso de curación se vuelve lo más natural posible y al mismo tiempo no menos efectivo. Gracias a un enfoque integral de la terapia, los médicos orientales logran que el cuerpo del paciente esté "sintonizado" para una lucha independiente contra la enfermedad, que se activen sus fuerzas inmunes y que el cuerpo esté completamente curado. Por supuesto, las espondilofitas no desaparecerán en absoluto, pero la medicina tibetana tiene el poder de detener el desarrollo de la enfermedad, prevenir complicaciones y mejorar significativamente la calidad de la vida diaria del paciente, devolviendo su columna vertebral a una movilidad saludable.

Para los pacientes que aplicaron al centro de medicina oriental, un complejo de las siguientes medidas y procedimientos, seleccionados individualmente:

  • consejo de un médico personal, que le permite ajustar la dieta de acuerdo con el "dosha" natural, elegir la mejor actividad física para el paciente,
  • medicina herbal que mejora los procesos metabólicos, calienta el cuerpo, calma el sistema nervioso y ayuda a restaurar la inmunidad debilitada por la enfermedad,
  • La acupuntura, que alivia la tensión muscular, le permite equilibrar la energía del cuerpo, restaurar la permeabilidad de los impulsos nerviosos,
  • terapia de vacío, activación del suministro de sangre y nutrición de tejidos,
  • Terapia manual, utilizando técnicas suaves para estimular la regeneración de la parte cartilaginosa del disco espinal, y restaura la capacidad motora de las articulaciones.
  • hirudoterapia, eliminando el estancamiento de energía y renovando la sangre,
  • moxoterapia, regulando la proporción de calor y frío en el cuerpo, armonizando el estado de los tres "dosha",
  • terapia con piedras que promueve la relajación, relajación de los músculos espasmódicos,
  • ejercicios terapéuticos, más adecuados para una mayor rehabilitación del paciente,
  • y otros

Diagnósticos

El diagnóstico de una enfermedad tan grave como la espondilosis debe ser complejo, de lo contrario sería imposible identificar con precisión la localización de los focos del proceso patológico. Se le da gran importancia a los métodos de diagnóstico instrumental:

  • MRI, o resonancia magnética.
  • CT La tomografía computarizada en radiología se considera uno de los procedimientos que producen la cantidad mínima de irradiación de rayos X cuando se realiza. La manipulación se puede realizar como un estudio independiente adicional en caso de espondilosis, o como una alternativa a la resonancia magnética.
  • Radiografía de la columna vertebral (la parte donde el dolor es más intenso), que también es uno de los componentes principales del diagnóstico de espondilosis. Las imágenes de rayos X se pueden usar para juzgar la localización de los focos del proceso patológico, la extensión del área afectada de la columna vertebral y el estadio de la enfermedad.

Estas son las principales medidas de diagnóstico, pero existen procedimientos adicionales. Estos incluyen:

  • Dopplerografía de los vasos sanguíneos del cerebro.
  • ECG
  • análisis de sangre clínicos,
  • electroneuromiografía.

Cualquier diagnóstico confirmado al finalizar los procedimientos de diagnóstico, es imposible dejarlo desatendido. Cualquier patología asociada con el funcionamiento del sistema musculoesquelético requiere tratamiento, y la espondiloartrosis debe tomarse con la mayor seriedad.

El tratamiento de la espondilosis debe comenzar lo antes posible, ya que la patología ya lanzada no se curará por completo. Entonces, la terapia farmacológica se basa en el uso de:

  • Bloqueo de la columna cuando se administran inyecciones de novocaína, lidocaína, mercaína y otros analgésicos al paciente.
  • Inyecciones de ácido hialurónico que nutren y apoyan las articulaciones afectadas por el proceso patológico.
  • Condroprotectores que promueven la regeneración de los tejidos cartilaginosos (se pueden usar ungüentos o geles, inyecciones intraarticulares o por vía oral, la forma del medicamento es recetada por el médico): Don, Structum, Glucosamina, etc.

Los diferentes tipos de la enfermedad se tratan con métodos alternativos. En particular, la acupuntura, los pulsos eléctricos de baja frecuencia y la llamada terapia de ondas de choque. Además, el tratamiento incluye un curso de terapia de ejercicios, cuyo esquema se desarrolla individualmente para cada paciente.

Remedios populares

El tratamiento de la espondilosis con métodos alternativos debe combinarse con medicamentos y procedimientos recetados por el médico. Las siguientes recetas tienen propiedades útiles:

  • Mezcle en proporciones iguales escaramujos, hojas frescas o secas de grosella negra y arándano rojo. Tome 1 pizca de la mezcla y prepare agua hirviendo. Insista 15-20 minutos y beba como el té de vitamina regular. La herramienta normaliza el proceso metabólico y estimula la corteza suprarrenal.
  • Para la administración oral, la tintura de ajo es excelente, así como los jugos de zanahorias, remolachas y papas. Limpian el cuerpo de toxinas y mejoran los procesos metabólicos en el cuerpo.
  • Para el tratamiento de la espondilolistesis acompañada de trastornos del sueño y dolores de cabeza, se utilizan menta, lavanda, agripalma o raíces de valeriana.

No es aconsejable tratar la espondilosis solo con remedios caseros, ya que el proceso de la terapia puede prolongarse durante muchos meses o no producir ningún resultado.

Características de poder

La dieta para la fusión espinal de la columna desempeña un papel especial no solo en el tratamiento, sino también en el período de remisión de la patología e incluso después de someterse a la terapia. Por lo tanto, la nutrición debe ser completa, enriquecida con calcio y otros minerales, así como vitaminas.

El menú debe incluir:

  • verduras de hoja verde (ensalada, apio, col de Beijing, col blanca, etc.),
  • leche y productos lácteos,
  • carne magra (pollo, conejo, carne de res),
  • yogures
  • frutas frescas (mejor de su jardín o invernadero y según la temporada),
  • girasol, colza, oliva, aceite de sésamo,
  • los huevos

En este caso, es necesario excluir el alcohol, los alimentos grasos y ricos en calorías, así como minimizar el uso de azúcar, té fuerte y café.

El cumplimiento de dicha dieta fortalece las articulaciones de la columna e inhibe significativamente el desarrollo posterior del proceso patológico en ellas.

Pronósticos y posibles complicaciones.

El pronóstico para la recuperación de la espondilosis se considera favorable solo en la primera etapa de su desarrollo. Luego detener la progresión del proceso patológico será extremadamente difícil y aún más para curarlo por completo.

Las complicaciones de la espondilosis incluyen el desarrollo de otras patologías:

Además, una forma avanzada de espondilosis puede conducir al desarrollo de escoliosis.

Prevención

La prevención de la espondilosis es idéntica a la de cualquier otra enfermedad de la columna vertebral. Una dieta equilibrada, observando precauciones al realizar ejercicio físico, ejercicio regular, postura adecuada: todo esto es importante para mantener la cresta en un estado saludable.

No hay otras recomendaciones sobre cómo prevenir el desarrollo de espondilosis. Si existe el riesgo de su desarrollo y es imposible evitarlo, es necesario someterse regularmente a exámenes preventivos. Cuanto antes se identifiquen los primeros focos del proceso patológico, más fácil será eliminarlos y evitar complicaciones.

Pin
Send
Share
Send
Send